danielduran.tk, la web de piragüismo: Olvidados durante 4 años, por Laura Cabanas

Olvidados durante 4 años, por Laura Cabanas

25 ago. 2016

Han pasado ya unos días desde la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos, y en las portadas de los medios de comunicación españoles ya no hay sitio para nuestros “héroes”.
La prensa de información general ha vuelto a la política, al infinito “tira y afloja” de nuestros políticos. 

La prensa económica habla de la banca, de la Unión Europea, y de lo mismo siempre. La prensa deportiva, y aquí es donde yo quería llegar, vuelve a dedicar sus portadas a los rumores de fichaje, a las vacaciones de los astros del fútbol, o incluso a los posibles cambios en la alineación de un equipo que todavía no está ni formado.

No ha pasado ni una semana y los protagonistas de nuestras 17 medallas ya han quedado en el olvido. Ya nadie habla de Mireia Belmonte, Maialen Chourraut, Rafa Nadal, Marc López, Marcus Cooper, Saúl Craviotto, Cristian Toro, Carolina Marín, Ruth Beitia, Orlando Ortega, Eva Calvo, Lydia Valentín, Joel González, Carlos Coloma, de la selección femenina y masculina de baloncesto y del equipo femenino de gimnasia rítmica. A nuestros medallistas hay que sumar los ganadores de los 38 diplomas olímpicos que nuestra delegación consiguió en Rio. Y a todos los que consiguieron cumplir el sueño de cualquier deportista y participar en estos Juegos Olímpicos.

¿Alguien puede explicarme por qué la prensa de nuestro país da la espalda a nuestros mejores deportistas para hablar del triunfo olímpico de NEYMAR, o de las decisiones de Zidane como técnico? Lo siento, pero no puedo entenderlo. No entiendo como en España, nuestros medios resaltan la victoria de la selección masculina brasileña de fútbol por encima de nuestras 17 medallas, de nuestros grandísimos deportistas. 

Algunos dicen que los deportes minoritarios no dan espectáculo, que no entretienen vamos. Supongo que serán los mismos que no cambiaron de canal para ver a Marcus Cooper proclamarse campeón olímpico con 21 años, después de que el comentarista hubiera dado por perdida la carrera. Tampoco verían la distancia abismal que le sacaron Saúl Craviotto y Cristian Toro a los ingleses. A Carolina Marín ganar un partido tras otro hasta hacerse con el oro. O a Ona Carbonell y Gemma Mengual cada vez que saltaban a la piscina. Son tan solo unos ejemplos de que los deportes minoritarios pueden entretener, y mucho, pero tampoco nadie les da la oportunidad. He escuchado a gente decir que el piragüismo es aburrido sin haber visto nunca una regata. Quizá si España dejara de mirar un momento el fútbol y se permitieran el lujo de mirar cualquier otro deporte descubrirían lo que se llevan perdiendo años, y es que si en otros países la natación, el waterpolo o el ciclismo puede ser lo más visto, aquí el fútbol puede dejar un poco de espacio a otros deportes.

Los medios tampoco nos dan muchas más opciones que ver fútbol, o conocer los lugares de vacaciones de toda la plantilla del Real Madrid. Cada vez que hay un Campeonato Internacional de Piragüismo nuestra única forma de verlo es perdernos en la internet profunda hasta encontrar ese enlace que nos permita ver a nuestros ídolos (o compañeros y amigos) ganar medallas. Luego llega el momento en el que nuestros piragüistas vuelven de estos campeonatos cargados de medallas, y ahí aparecen los “jefazos” que primero dieron la espalda a sacarse la foto. Todos conocemos a medallistas que tuvieron que pagarse el viaje, la equipación, la estancia, etc., para representar a España en Campeonatos Internacionales, pidiendo incluso días de vacaciones en el trabajo para poder hacerlo. Pero a nuestros periodistas eso no le importa. Hablo a nivel nacional, los periódicos comarcales suelen dedicar un párrafo para nombrar a sus deportistas autóctonos y sus logros, y la televisión del Principado de Asturias a veces dedica un “minutin” escaso para mencionar algo que no sea fútbol, mayormente Real Sporting o Real Oviedo, que tampoco es mucho.

Hay mucha gente a la que le gusta saber de nuestros deportistas de élite, por eso no es justo que tengamos que esperar otros cuatro años para verlos en la tele competir en directo. Y también nos gustaría enterarnos de cómo van sus entrenamientos o las diferentes competiciones nacionales e internacionales a las que se van a enfrentar antes de Tokio 2020. Pero creo que no vamos a tener esa suerte, y que mañana por la mañana, cuando leamos diferentes periódicos “deportivos” solo vamos a poder enterarnos del once titular de varios equipos, sus problemas en el vestuario o quizá incluso su nuevo peinado

En fin, señoras y señores, hay vida después del fútbol.

Laura Cabanas Fernández.

8 comentarios :

  1. Querida Laura, Bienvenida al mundo real. Cuando lleves unas décadas luchando por todo lo que comporta el mundo de la Canoa y el Kayak, veras que el espíritu Olímpico existe y es por él y no por otra cosa que de repente en el periodo de los JJOO. que no de la Olimpiada que son muchos días desde que termina unos JJOO hasta que empiezan los siguiente, como te digo en JJOO. los medios de repente se dan cuenta que deportest de los que dichos medios no están paniaguados, interesan a la audiencia, porque que seria de nosotros si no hubiera o hubiese JJOO. pues que nadie sabría en este país de los demás deportes. buena reflexión que ojala con nuestro espíritu Olímpico y deportivo lleguemos un día a cambiar la forma de actuar de unos medios que solo como te dicho viven de los que les pagan.
    Un fuerte abrazo deportivo.
    Javier Martínez Vesga "Musku"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá algún día la prensa sea capaz de hablar de nuestros grandes deportistas más tiempo que el periodo de la olimpiada como bien dices...
      ¡Muchas gracias por el comentario!

      Eliminar
  2. Lo realmente negativo de la prensa "deportiva" en nuestro país es que sólo hablan de fútbol, pero no del deporte del fútbol propiamente dicho.

    Si hablasen del once inicial de todos los equipos (no sólo del Real Madrid y Barcelona) o de noticias verdaderamente deportivas, no estaríamos del todo mal.

    El problema es que las noticias "deportivas" son el peinado de Cristiano Ronaldo, las vacaciones de Neymar o la última foto que Dani Alves ha subido a sus redes sociales. Es decir, noticias que nada tienen que ver con deporte.

    Me llamó la atención un titular que leí la semana pasada que decía que Jesé le ha puesto un tope de 6.000€ de gasto semanales a su novia. Mi pregunta es: señor periodista deportivo, ¿eso es deporte?

    Cuatro años estudiando periodismo deportivo para acabar poniendo ese titular...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, tampoco hablan del resto de equipos, solo Madrid, Barsa y sus escándalos. No buscan hablar de deporte, buscan dar espectáculo...
      ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  3. Estando de acuerdo en todo lo que comentas, me gustaría que nos planteásemos en que podemos mejorar y en que estamos actuando mal.

    ¿que hace la RFEP? ¿que hacen las fed regionales y club ?

    ¿porque en unos años se ha pasado de 60.000 fichas nacionales a 6000 ? ya se que han pasado a fichas regionales, pero eso da idea de falat de union.

    El piraguismo es un deporte individualizado donde al otro a veces se le ve como enemigo, guardando información....etc

    En mas de 30 años apenas se ha mejorado, en regatas, publico, visibilidad de las regatas,condiciones para los deportistas....mas bien al reves.

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacen poco o nada... Entras en la página de la RFEP después de un campeonato del mundo y hasta ellos mismos se equivocan al escribir las noticias, confundiendo nombres y categorías.. Una vergüenza.
      Y los clubes... Algunos hacen lo que pueden, porque como medios tan limitados como los que tienen la mayoría es difícil.
      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar
  4. Que razón tienes Laura, y no porque sea una realidad hay que conformarse, me niego.
    Se alzará la voz y la pluma, bueno el teclado mas bien, siempre que se pueda para protestar y algún día se llegará, pero conformarse porque si, porque es lo que hay, nooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, ¡en pie de guerra hasta que ocupemos más portadas!

      Eliminar